Saltear al contenido principal

Derechos de las comunidades indígenas

El Fondo para los Derechos Humanos Mundiales proporciona a las comunidades indígenas y rurales recursos fundamentales para defender su territorio y sus recursos naturales de la explotación; y para promover oportunidades económicas y su desarrollo sostenible.

Imagine que, debido al desarrollo corporativo, se le obliga a abandonar la tierra que su comunidad ha cultivado por siglos, sin recibir ninguna compensación. Que tiene que ver a sus hijas e hijos jugar donde la minería ha contaminado el suelo y el aire. O que nunca podrá conocer el paradero de un padre o una madre que desapareció después de exigir un salario digno.

Para los pueblos indígenas y otros grupos minoritarios que viven en comunidades rurales de todo el mundo, la colonización ha implicado marginalización, pobreza, discriminación y amenazas continuas a su cultura, sus territorios y sus medios de vida.

El Fondo trabaja con grupos indígenas en todas las regiones en las que tiene presencia mediante, entre otras acciones, un programa corporativo de rendición de cuentas que se centra en garantizar que las comunidades locales puedan determinar cómo se usará su territorio y promover el bienestar de los pueblos locales y el medioambiente. Por medio de donaciones de apoyo general, apoyo legal y técnico, y conexiones con otros grupos locales, el Fondo ayuda a las comunidades indígenas y rurales a poner en marcha acciones judiciales efectivas frente a la apropiación de tierras, exigir tener una voz en el sistema político de su país y resistir la degradación ambiental.

×Close search
Buscar