Saltear al contenido principal

Nuestro Impacto

Desde nuestra fundación en 2002 y con el apoyo de donantes generosas/os, el Fondo para los Derechos Humanos Mundiales ha invertido USD 100 000 000 con el fin de promover el progreso de las iniciativas de activistas valientes y resilientes. Con nuestro respaldo, estos grupos, que trabajan hábilmente en el terreno, generan cambios duraderos que fortalecen a las comunidades y transforman vidas.

Hemos apoyado cerca de 650 organizaciones en 55 países.

Estas son algunas de las victorias que han alcanzado nuestras organizaciones socias:

Cuando las familias de un pueblo tailandés empezaron a tener problemas de salud ligados a su exposición al plomo y a la contaminación del agua proveniente de una fábrica cercana, una organización apoyada por el Fondo inició una batalla legal que le llevó una década. Como consecuencia, la justicia tailandesa ordenó a la empresa matriz que compensara a las y los residentes y limpiara el arroyo afectado. Un fallo de 2013 también exigió al Estado crear planes de protección antes de permitir cualquier operación de fábricas que pudiera suponer riesgos sanitarios y medioambientales.

Treinta años después de que miembros del ejército de Guatemala asesinaran a integrantes de una comunidad indígena y abusaran sexualmente de ellas, dos organizaciones donatarias del Fondo ofrecieron apoyo legal y psicológico a las mujeres q’eqchi que llevaron a los responsables ante la justicia. En 2016, como resultado de esas gestiones, un oficial retirado del ejército y antiguos paramilitares fueron declarados culpables y sentenciados a una pena combinada de 360 años de cárcel por sus crímenes. Fue la primera vez que un tribunal nacional llevó a juicio la esclavitud sexual en tiempos de guerra que se produjo dentro de sus propias fronteras.

En 2018, la Corte Suprema de India revocó una disposición legal de la época de la colonia que se utilizaba para criminalizar las relaciones entre personas del mismo sexo. El gobierno indio intentó usar la ley para justificar el acoso, la discriminación en la educación, el empleo y la vivienda, e incluso la violencia contra las personas LGBTQ. Desafiando estas acciones, varios grupos respaldados por el Fondo movilizaron a sus comunidades y ayudaron a obtener el apoyo fundamental que se requería para que la Corte Suprema tomara esta decisión histórica.

×Close search
Buscar