Guatemala

Temas prioritarios

  • Derechos de las comunidades indígenas
  • Derecho al territorio y los recursos naturales
  • Estado de Derecho
  • Seguridad de defensores y defensoras de derechos humanos
  • Derechos de la mujer

Comienzo del programa: 2003

Durante treinta y seis años, Guatemala vivió una sangrienta guerra civil. De 1960 a 1996, cientos de campesinos e indígenas fueron violentamente desplazados, sistemáticamente torturados y violados, y alrededor de 200,000 personas fueron asesinadas en 626 masacres documentadas –la mayoría de ellas, perpetradas por el gobierno en contra de las comunidades indígenas.

En el 2003, el año en el que el Fondo para los Derechos Humanos Mundiales (FDHM) comenzó a trabajar en Guatemala, la guerra había terminado hacía seis años; y las condiciones en cuanto a los derechos humanos habían mejorado de forma marginal. Los defensores de los derechos humanos eran atacados e intimidados, la violencia en contra de las poblaciones vulnerables continuaba, y ninguno de los oficiales militares o del gobierno responsable de las atrocidades durante la guerra,había sido llevado ante la justicia. Con el fin de abordar estas problemáticas, comenzamos por apoyar a organizaciones que promovieran el Estado de Derecho, y protegieran a las poblaciones vulnerables. Gracias a estos esfuerzos, por primera vez en más de medio siglo, las señales de un avance significativo comienzan a brotar, y se ha hecho justicia en varios casos que sientan un precedente legal.

Nuestra estrategia

Nuestra estrategia en Guatemala consiste en asegurar que el sistema judicial esté funcionando como debe, y que los activistas de derechos humanos tengan la protección que necesitan para continuar su labor a la vez que enfrentan amenazas constantes, acoso, criminalización e incluso difamación. Con esto en mente, estamos trabajando para promover el Estado de Derecho, asegurando que los autores de violaciones a los derechos humanos sean llevados ante la justicia mediante casos que sientan un precedente legal, que se imputen cargosen contra de los oficiales militares y del gobierno, por crímenes de lesa humanidad, genocidio, y otras transgresiones serias. Continuamos con nuestros esfuerzos por promover y defender los derechos al territorio y los recursos naturales, particularmente para las comunidades indígenas, y proteger los derechos de la mujer. Estamos llevando a cabo estas estrategias mediante el financiamiento de organizaciones establecidas en Ciudad de Guatemala, así como de organizaciones comunitarias más pequeñas basadas en áreas rurales a lo largo del país.